Koikon trabaja en la creación de mermeladas naturales sin conservantes, ni aditivos artificiales con una amplia variedad de sabores, entre los que destacan el de grosellas negras, arándanos, cereza y frambuesa. Tomando en cuenta la naturaleza artesanal de la marca, se trabajó en el diseño de ilustraciones en acuarela, las cuales enfatizan la sensación de frutas frescas y naturales.